Enfatizando la importancia de educar a las y los niños en la protección de la naturaleza, a través de cultivos orgánicos sin la utilización de pesticidas, la comunidad del jardín infantil intercultural Suma Panqaritas inauguró su primer  invernadero  denominado “Kusisiña Jardinawa” (jardín feliz), nombre que tiene directa relación con los objetivos planteados con el proyecto.

Es así como durante tres meses y con el apoyo comprometido de las madres, padres y apoderados, se dio vida al recién inaugurado espacio medioambiental,  el cual cuenta con cultivos de verduras como cilantro, lechuga, albahaca, espinaca, tomate y rábano, así también con flores como las chavelitas, clavel ruso, musgos, azucenas y margaritas, entre otros.

Lissette Ruiz, educadora a cargo del proyecto, explicó que la iniciativa nace ante la necesidad de fomentar en los párvulos y sus familias la importancia de cuidar a la Pachamama, a través de la creación de un invernadero en el  cual ellos se dieran la tarea de plantar, regar y cosechar diferentes tipos de verduras y flores; las primeras para ser ingeridas por las niñas y niños, y las segundas como ornamentación.

Destacó que a través de la colaboración de las familias el proyecto está dotado con malla antiafidos, split  (bandejas de aislapol) y diversas semillas, las cuales son regadas tres veces a la  semana mediante una calendarización por nivel.

Mónica Seguí, directora regional de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (@junji_arica), valoró la iniciativa la cual dijo “permitirá que las y los niños  internalicen para toda su vida  la importancia de cuidar la naturaleza dejándola libre de pesticidas y contaminación”.

Asimismo, apreció  el alto compromiso de las madres, padres y apoderados en colaborar e impulsar los proyectos educativos que surgen para beneficiar el desarrollo de sus hijas e hijos.

Deja tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your name here

*

Please enter your comment!