Conaf duplica anillado de flamencos del Salar

Setecientos ochenta y seis polluelos anillados, es decir 352 más que el año anterior, logró concretar Conaf Arica y Parinacota durante el anillado de flamencos del Salar de Surire, temporada 2013. Y aunque se calcula que este año hubo una menor nidificación, lo que confirmaría la relación directa con la disponibilidad de las aguas lluvia del período estival, la cifra de pollos anillados ya es un indicio de la importancia que tiene este humedal altoandino como hábitat de estas especies, en especial del flamenco chileno (Phoenicopterus chilensis).

Eduardo Kast, gerente de Áreas Silvestres Protegidas de Conaf, quien llegó por segundo año consecutivo a encabezar la actividad, indicó que “es uno de los mejores lugares de nidificación de flamencos que tenemos en nuestros país, y de los  más parejos y continuos, por la disposición de aguas y por la cantidad de aves que llegan a reproducirse acá”.

Anillar flamencos consiste en colocar un brazalete codificado, en la pata de los polluelos capturados y luego devueltos a su ambiente.  El objetivo es posibilitar posteriores avistamientos para averiguar así las rutas que siguen estas especies calificadas como nómadas por los especialistas.  De hecho este año los anillamientos de Surire de flamencos chilenos se agregan a los efectuados por Conaf Antofagasta, donde en enero se anilló un total de 449 flamencos andinos (Phoenicoparrus andinus).  A nivel histórico la cifra de flamencos nacidos en los salares chilenos que recibieron un anillo de identificación en la última  década, asciende a 3.447, de los cuales 1.586 son de Surire. Y dado el carácter longevo de estas aves –pueden vivir hasta 30 años- habrá mas posibilidades de avistamientos y estudios asociados.

Eduardo Kast, subraya que “hacer este seguimiento para el caso particular de Surire, tiene como objetivo conocer cuál es el impacto que tienen sus poblaciones en las poblaciones de otros humedales.  Queremos saber cuál es la relevancia que tiene Surire en el tamaño poblacional del resto del sistema”.

El sistema al que alude el directivo son los salares altoandinos de cuatro países vecinos –Chile, Perú, Bolivia, Argentina- donde los flamencos se desplazan “sin fronteras”, lo que ha buscado reflejar como espíritu de su trabajo el Grupo de Conservación de los Flamencos Altoandinos, a través del lema “Flamencos sin fronteras”. Una de sus acciones es precisamente el Programa Internacional de Anillamiento,  al que Chile está contribuyendo ya en forma histórica desde el Salar de Surire, desde la Región de Arica y Parinacota y la Reserva Nacional Los Flamencos de la Región de Antofagasta.

Reporte de Argentina

Conaf duplica anillado de flamencos del Salar 2

Héctor Peñaranda, director regional de Conaf refiere que hace poco se recibió el primer reporte de avistamiento de un flamenco anillado en Surire el año 2012.  Fue en el sitio Doncellas, en la puna septentrional de la provincia de Jujuy, donde se avistó el 6 de enero de este año el flamenco que llevaba en su pata izquierda el anillo correspondiente a la serie de códigos utilizados en Surire el 2012.  La primera letra indica el país de origen, en este caso la ´L´, asignada a Chile. Además de identificar el lugar del anillado, la combinación de las cuatro letras es única para cada polluelo.

La tarea del anillado de flamencos, según resalta el gerente de ASP, Eduardo Kast, “es una de las 160 actividades periódicas de conservación que lleva adelante la Conaf a nivel nacional”.

En este caso fue una “Conaf reforzada”, la que estuvo en terreno.  Eduardo Kast explica que “este proceso de anillamiento era muy esperado, porque habíamos tenido un seguimiento muy cercano a esta colonia de polluelos  y lo más interesante, es que este es un trabajo coordinado con Guardaparques de Conaf Tarapaca y otras instancias preocupadas por la protección del medio ambiente como la PDI, Ministerio del Medio Ambiente y el SAG del Minagri”.

Por la empresa minera Quiborax cuya presencia en el Salar data de la década de los ´80, estuvo Rafael Fernández quien participa de las actividades ambientales de la empresa a través del Convenio de Monitoreo de Flamencos existente con Conaf. Y la novedad de este año fue la incorporación de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Tarapacá, a través del biólogo Pablo Valladares, y las alumnas tesistas Carolina Soza  y Nicol Álvarez, quienes auguran nuevos aportes en materia de conocimiento del patrimonio natural regional.

A este respecto el director regional de Conaf señala que “una de las debilidades locales es la falta de sistematización y análisis concluyentes de la información obtenida. Sí generamos mucho dato, dado el constante trabajo de monitoreos, censos y patrullajes, por lo tanto valoramos especialmente esta posibilidad de trabajo conjunto y la disposición del profesor Valladares en este sentido. Incluso a nivel sectorial disponemos de información que contribuirá a la investigación, como es el caso de la estación meteorológica del INIA (Instituto de Investigaciones Agropecuarias), instalada en Surire hace dos años.  Así, hoy es posible iniciar cruces de datos, en especial con el tema disponibilidad hídrica con datos duros”.

El tema tiene especial relevancia para la conservación de los flamencos, ya que según explica Peñaranda “se ha visto que los flamencos responden o son altamente sensibles a la disponibilidad de aguas lluvia para efectos de mantenerse en un hábitat con disponibilidad de alimentos”.

Nidificación 2013

Conaf en tanto sigue en la tarea y para el mes de junio planea el levantamiento de datos de los nidos de la temporada 2013.  Héctor Peñaranda sabe que no se repetirá la espectacular cifra de nacimientos del 2012, cuando se registraron 13.211 pollos vivos, lo que contrastó con los 4.220 polluelos del 2011, un año aún en sequía.

Lo que sí está claro es que Surire y toda los salares y lagunas de Parinacota son hábitat importante de flamencos.  Así lo confirma el censo nacional simultáneo efectuado entre las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama, en enero de este año.  La estimación poblacional arrojó un total de 49.088 flamencos entre las cuatro regiones.  De este total, 32.750 correspondieron a la provincia de Parinacota, y de éstos 31.593 se contabilizaron en el Salar de Surire.  Estas cifras pueden variar mes a mes porque su hábitat son los humedales de toda la subregión andina del cono sur americano.

Deja tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your name here

ERROR: si-captcha.php dice: no hay soporte para imagen GD en PHP!

Ponte en contacto con tu proveedor de alojamiento web y pregunta por qué el soporte para imagen GD no está habilitado para PHP.

ERROR: si-captcha.php dice: la función imagepng no se detecta en PHP!

Ponte en contacto con tu proveedor de alojamiento web y pregunta por qué la función imagepnp no está habilitado para PHP.

Please enter your comment!