investigadores recorrerán 23 kilómetros en medio del desierto para buscar vestigios arqueológicos

Para buscar posibles vestigios de gran importancia en lo que respecta a migraciones por el norte del país, es que un grupo de profesionales del Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto (CIHDE-CODECITE, del Programa Regional de CONICYT) recorrerá 23 kilómetros entre Quebrada Maní y Cerro Challacollo (Región de Tarapacá).

La salida a terreno se extenderá entre el 15 al 24 de Julio, pero el recorrido en sí se realizará entre el 17 y 18 de dicho mes, como parte del proyecto Fondecyt que obtuvo el doctor Calogero Santoro Vargas, quien estará acompañado por un grupo de investigadores del CIHDE como la doctora Eugenia Gayó, y las arqueólogas Daniela Osorio y Paula Ugalde; pero además de ellos estarán el experto en ecología doctor Claudio Latorre, el biólogo marino Ricardo De Pol, y las arqueólogas Katherine Herrera y Carolina Salas, entre otros.

Uno de los elementos más destacados, según resalta Ugalde es que el grupo lo integran expertos de las diversas áreas del conocimiento, que logran integrar las diversas visiones profesionales, para así tener un trabajo de mejor calidad y comprender más cabalmente lo que ocurrió hace miles de años en dichos parajes.

“Lo entretenido es que es interdisciplinario, vamos arqueólogos, una paleocóloga y un geógrafo de la Pontificia Universidad Católica (PUC). La idea es unir los dos puntos y ver si entremedio hay sitios y al mismo tiempo, la ecóloga y el geógrafo irán observando y tomando muestras paleoecológicas para entender el paisaje. Además, es importante tener la experiencia de caminar por el desierto y así entender por dónde pasaron ellos (los antiguos habitantes del Atacama), lo que enfrentaron y vivieron”, dijo la arqueóloga.

La travesía será realizada sólo por un grupo del total de los profesionales, ya que mientras unos hace el trayecto, algunos explorarán otro sector de la Pampa del Tamarugal y otros los esperarán en el punto de encuentro final para prestar apoyo en caso que sea necesario, ya que es una zona en extremo árida, con importantes cambios en la temperatura ambiente, lo que da elementos de complejidad que deben ser tomados en cuenta.

Finalmente, aunque el tramo no sea tan extenso (23 kilómetros) la profesional del CIHDE explicó que lo irán explorando lentamente para tomarse el tiempo de analizar, fotografiar y describir el terreno y los vestigios arqueológicos  con la esperanza de entender más sobre los antiguos habitantes que transitaron por el desierto hace más de 11 mil años.

Deja tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your name here

ERROR: si-captcha.php dice: no hay soporte para imagen GD en PHP!

Ponte en contacto con tu proveedor de alojamiento web y pregunta por qué el soporte para imagen GD no está habilitado para PHP.

ERROR: si-captcha.php dice: la función imagepng no se detecta en PHP!

Ponte en contacto con tu proveedor de alojamiento web y pregunta por qué la función imagepnp no está habilitado para PHP.

Please enter your comment!