En entrevista extraída de t13.cl el diputado por Arica explica el revuelo que ha causado su propuesta de reimpulsar la ley de eutanasia en el Congreso y sus apoyo al aborto libre y la despenalización de la marihuana.

¿Existe la posibilidad real de aprobar una ley de eutanasia en Chile?

Es muy posible. La reacción de los parlamentarios ha sido buena, además que solo requiere mayoría simple, es decir, 78 votos. Tiene el apoyo no solo de todo el FA, sino que también de parlamentarios de la Nueva Mayoría y de Chile Vamos. Dentro de la agenda liberal, esta es de las reformas que cuenta con mayor respaldo ciudadano.

¿Qué otros debates surgirán?

La despenalización de la marihuana para uso recreativo y entre adultos, por ejemplo.

¿Y el aborto libre?

Es inevitable, además que internacionalmente ya existe consenso que en esa línea. En el FA estamos de acuerdo con el aborto libre, pero no sé si estará entre nuestras prioridades.

¿Cuáles son los temas que dividen al FA? ¿Los económicos?

Efectivamente, una gran parte del FA no tiene posiciones ni propuestas económicas claras. No se han volcado a discutir esos temas en forma profunda. El Partido Liberal, en cambio, sí tiene planteamientos más nítidos y resueltos sobre la libre competencia y el mercado. Sin embargo, yo no dramatizaría; lo importante es coincidir en un programa mínimo, no ser maximalista ni querer que todos piensen lo mismo. Debe existir unidad dentro de la diversidad, no queremos mimetizarnos ni pensar siempre lo mismo.

En política exterior también tienen divergencias.

Sí, especialmente frente a Venezuela. En el FA existen tres sectores: los que estamos en contra de cualquier régimen que se aparte de la democracia y del Estado de derecho. Otros que son es más ambivalentes y tienen posiciones divididas, como Giorgio Jackson y Gabriel Boric, que critican muchas cosas del gobierno venezolano, pero que afirman que éste enfrenta graves problemas y una gran oposición. El resto, con muy poca capacidad reflexiva, apoya a Maduro sin mayores cuestionamientos.

Los liberales hemos sido muy claros en nuestras críticas y no vamos a transar: el gobierno de Venezuela es una mierda y eso lo diremos en todas partes. Con respecto a Cuba, las posiciones son las mismas. Para el Partido Liberal el régimen castrista es una dictadura. Este tema lo hemos discutido internamente, pero no genera un división relevante.

Deja tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your name here

*

Please enter your comment!