Carabineros de la Primera Comisaría logró en menos de una hora ubicar a su protector, a quien dejó de ver  a los 4 años de edad.

Verónica Correa Figueroa, tenía 4 años cuando fue separada de su padre adoptivo en Arica, y su madre decidió marcharse a emprender una nueva vida junto a su padre biológico en Santiago. Desde esa fecha hasta ahora, han pasado 41 años que nunca más tuvo contacto con Segundo Correa Espinoza de 71 años, a quien siempre recordó como el hombre que le dio su apellido y cariño.

El anhelo de volver a tener noticias de su primer padre siempre la acompañó, sueño que se cumplió hace tan solo unos días, cuando su esposo, le preparó la sorpresa de viajar hasta el norte para buscarlo, sin que ella siquiera lo imaginara.

El reencuentro fue posible en tiempo record, cuando al llegar la mañana del jueves hasta la Primera Comisaría, la Oficina de Integración Comunitaria se abocó a la búsqueda de su padre, el cual fue encontrado en menos de una hora, en su domicilio, desde donde llegó en una patrulla hasta la oficina del Comisario en horas de la tarde, acompañado de su actual familia.

La emoción y felicidad del reencuentro familiar no dejó a nadie indiferente, y Verónica junto a su esposo, reconocieron que ignoraban el trabajo de Carabineros en esta área, por lo mismo solo tuvieron palabras de agradecimiento, e incluso Verónica grabó un saludo para dar a conocer esta bonita labor, a veces desconocida por muchos, dijo.

Deja tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your name here

*

Please enter your comment!