Párvulos, familias y equipo educativo del jardín infantil y sala cuna “Poconchile” de Integra, revivieron esta antigua tradición religiosa en el valle de Lluta.

Una celebración esperada durante cada año por parte de toda la comunidad educativa del jardín infantil y sala cuna Poconchile, es la Fiesta de la Cruz de Mayo.

En esta fecha, los niños y niñas junto a sus equipos educativos, padres y apoderados se preparan y encaminan hasta una cima de cerro cercana a su establecimiento educativo para traer la cruz hasta su jardín, donde vestida y adornada quedará hasta el próximo año.

Esta festividad es antiquísima, pero tiene una importancia trascendente para el mundo cristiano, según nos explica el sacerdote Fernando Meneses, quien encabezó la ceremonia realizada este año en esa localidad rural.

“Nosotros destacamos la entrega de Jesucristo en la cruz para la salvación del mundo del género humano. Es una fiesta tradicional, muy bonita. Me gusta mucho a mí la mezcla de las tradiciones andinas con la fe cristiana, que ha hecho de esta fiesta una fiesta popular”, expresó el religioso.

Para los padres y apoderados del jardín infantil, participar de esta tradición junto a sus hijos es uno de los aspectos más importantes, pues fortalece costumbres familiares que no quieren perder.

“La tradición que va por años en este valle son las cruces de mayo y dentro de eso me gusta mucho que mi hijo participe y conozca la cultura, que el jardín integre a varias personas, incluyendo a los lakitas, lo que se manifiesta totalmente en esta tradición”, dijo la apoderada Pamela Guarachi Terrazas, refiriéndose a la banda de zampoñas que acompañó la celebración.

Cada jardín infantil y sala cuna de Integra desarrolla un Proyecto Educativo Institucional o PEI, mediante el cual guía su andar pedagógico. La fiesta de la Cruz de Mayo simboliza en la comunidad el agradecimiento y el deseo de prosperidad que buscan las familias y que así han entendido los niños y niñas.

crucez de mayo sala cuna poconchile 2

“Nuestro PEI es Co Constructores de Identidad y Cultura. Nosotros estamos insertos en un valle de Lluta donde esta tradición de la Cruz de Mayo es muy importante para los niños y niñas, quienes han logrado resignificarla desde su aprendizaje propio”, remarcó la directora del establecimiento educativo, Arlette Rivera Gahona.

La celebración concluyó con una degustación de platos típicos que se consumen en el valle de Lluta y que provienen del mundo aymara, etnia a la que pertenece la gran mayoría de las familias cuyos hijos se educan en este jardín infantil y sala cuna.

Deja tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your name here

*

Please enter your comment!