En las míticas Presencias Tutelares los alumnos, profesores y apoderados de las escuelas de Pampa Algodonal, Chaca, Molinos y de Poconchile, organizados en el llamado Micro Centro Arica, realizaron el ceremonial Machaq Mara o Año Nuevo Aymara, ofreciendo la tradicional Pawa y luego  los alumnos de las escuelas rurales presentaron sus cuadros de danzas andinas.

El rito de la Pawa fue ofrecido por la yatire, profesora Patricia Chuquichambi  y luego se presentaron las escuelas de Molinos con la “Cueca Nortina”; Pampa Algodonal con  “Mebrillazo” y el “Huayno El Pollito”;  “Pachallampe” y “Tinkus” de la escuela Manuel Baquedano de Poconchile”, cerrando la participación de las escuelas, el baile “Cacharpalla” de la escuela de Chaca.

El profesor Hugo Cerda, coordinador del Micro Centro Arica explicó: “Esta es una tierra sagrada para los descendientes aymaras, nosotros tenemos un 90 por ciento de alumnos de esta descendencia, por eso esta actividad tiene mucha colaboración de los apoderados”.

Patricia Chuqichambi, profesora de la escuela de Poconchile dijo: “Aquí en las Presencias Tutelares nos conectamos con la tierra y con nuestra cultura, para agradecer al Tata Inti y la Pachamama, conjunción que nos da la vida”.-

El director del DAEM, Darío Marambio, enfatizó: ”Un ambiente de fiesta, también de reflexión y recogimiento como invita la tradicional Pawa y sus rogativas, Además están los bailes ancestrales, todo con un profundo respeto a las culturas ancestrales. Este es un verdadero espacio de encuentro de las escuelas rurales agrupadas en el Micro Centro, y esta hermosa ceremonia es fruto de la organización y el trabajo de las escuelas, a las que apoyamos en todo los aspectos”.

Asimismo la educadora de párvulos Verónica Cabrera de la escuela Pampa Algodonal, y encargada de folklore del establecimiento, manifestó que esta es la segunda vez que las escuelas rurales participan en el Machaq Mara en las Presencias Tutelares, una actividad bien organizada y con  plena participación de los alumnos, profesores y padres y apoderados.

De esta forma mágica, Arica celebró el advenimiento del Año Nuevo Aymara, tradición ancestral que se respeta en toda la región.

PRESENCIAS 2

Deja tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your name here

*

Please enter your comment!